Una camisa clásica y tres looks desenfadados